Por: Dimiter Apostolovski T, profesor Escuela Gestión, Negocios, y Marítima en IPG

La historia confirma los cimientos de una realidad y necesidad de una razón tecnológica. El presente nos obliga a proyectarnos en un futuro por medio de nuestra Institución (IPG), formando personas con la debida capacitación en nuestras Escuelas de Gestión, Negocios y Desarrollo Marítimo. Este desarrollo se complementa en dos carreras que denominamos “Técnico Nivel Superior en Transporte Marítimo (Piloto Costero) y Técnico Nivel Superior en Maquinaria Naval (Motorista Segundo)
Dos carreras que se plantean bajo un propósito más que técnico, tomando en consideración los avances de la ciencia y tecnología en la “Gestión de Negocios y El Comercio Mundial”.

La historia marítima se basa en la interacción y la actividad humana en el mar y sus medios de trasporte. Abarca un amplio espectro temático, que a menudo utiliza un enfoque global, aunque las historias nacionales y regionales siguen siendo predominantes. Como tema académico, en muchos casos atraviesa los límites de las disciplinas estándares, centrándose en la comprensión de las diversas relaciones de la humanidad con los océanos, los mares y las principales vías fluviales del mundo. La náutica se define como la «ciencia o arte de navegar», y su historia registra e interpreta la evolución de los conocimientos, la creación o invención de equipos e instrumentos y las consecuencias de los descubrimientos vinculados a la navegación marítima.

Hasta mediados del siglo XX, los investigadores abordaban el estudio de la historia marítima diferenciando tres grandes áreas no vinculadas (Explotación, Transporte y Comercio), mas hoy el cambio de paradigma es una realidad, en donde estas bases son los pilares objetivos en un Comercio Mundial y para ello requieren de un Personal Técnico adecuado, susceptibles de ser observados con los instrumentos teóricos de otras disciplinas sociales y culturales