Por: Mauricio Pérez Fica, Docente de IPG Concepción.

La actividad docente por lo general nos plantea la disyuntiva o dilema de lo teórico versus la realidad, siendo la Economía, una de mis asignaturas de mayor agrado dictar, en donde se presenta este contexto de manera muy notoria.

En concreto, el Mercado Laboral es el caso que nos ha mostrado y demostrado que la teoría económica, no siempre se condice con la economía real, una pugna de larga data entre la Economía Normativa y la Economía Positiva, según los textos.

Ha sido de público conocimiento y he allí el interés de tocar este tema acá que, a pesar de la importante cantidad de empleos perdidos producto de la Pandemia, debido a las cuarentenas y cierres de empresas a lo largo de Chile, elevando la Tasa de Desempleo a dos dígitos promedio, en su punto más alto, fijaron un escenario muy devastador para todos quienes deseaban trabajar.

Pues bien, la teoría dice que, frente a este contexto, serían muchas las personas buscando trabajo, frente a pocas opciones o vacantes que las empresas y por su difícil situación presentaban.

El párrafo anterior y también de público conocimiento, ha sido conocer la paradoja del Mercado Laboral que esta Pandemia nos deja estos días, al saber que el Sector Agrícola por ejemplo, dejará de cosechar una importante cantidad de toneladas por “Falta de Mano de Obra”, lo propio y me  consta por conversaciones con trabajadores de empresas de Servicios Corporativos, donde ha sido muy difícil encontrar personal para ocupar vacantes presentadas, siendo lo más extremo, una seguidilla de renuncias voluntarias presentadas en plena Pandemia. Increíble.

Un análisis desarrollado este semestre, buscando una explicación con un grupo curso de la asignatura, es la constante decisión del Consumidor entre “Ocio” y “Trabajo”, dado un escenario personal y profesional, así como la importancia y rol que juega en la Economía “El Estado”, en contextos extremos como los que hemos vivido.

La Economía es apasionante por esto, siempre nos muestra que la teoría es importante, pero la aplicación y sus efectos reales, muchas veces nos deja paradojas dignas de un análisis académico, que mejor forma de aprender, foco central de quienes amamos esta actividad.